El origen de nuestra vocación avícola es innegable.
Fue en la década de los 60 cuando Alfredo Picchi Grau se establece como distribuidor de canal de pollo comercial en la ciudad de Córdoba. La empresa fue creciendo hasta fundar a finales de los 80 "PICCHI GRAU S.A." el primer matadero de aves que se establecía en la ciudad. Tras fallecer desgraciadamente a la temprana edad de 58 años, dos de sus hijos siguen sus pasos en el sector, uno en la venta de canales y el menor de ellos se especializa licenciándose en Veterinaria, enfocando su vocación hacia la producción avícola.
Así, en Febrero de 2012, tras años de experiencia en el sector, al percibir en él la necesidad de un asesoramiento profesionalizado, Alberto Picchi Carmona funda AVIVET, Servicios Veterinarios Integrales para granjas avícolas.